marcos-paulina-440x200.jpg Marco Palacios guayaquileño de nacimiento, partió hace aproximadamente 9 años hacia tierras aztecas, hoy a sus 27 años se considera un predicador de la doctrina emelecista como él llama a la pasión que siente por la Azul y Plomo, lo encontramos en el Capwell fotografiándose con los murales de La Boca del Pozo, y empezamos el siguiente dialogo.

Vive en Tijuana Baja California, estudia música y trabaja en una librería en la misma escuela, alega que no le costó mucho trabajo adaptarse a la ciudad ya que “pasa como local”. Como todo ecuatoriano, extraña su tierra y procura visitarla una vez cada uno o dos años.

Este año vino a pasar las vacaciones junto a su novia de origen mexicano Paulina Castro, y lo primero que hicieron fue asistir a un partido del equipo de sus amores, el Club Sport Emelec.

“Pues tengo la suerte de trabajar y estudiar en el mismo lugar, mi vida en Tijuana es muy placentera y tranquila, vivo con mi novia y no dejo de extrañar a rabiar ver jugar al Bombillo. De lunes a viernes salgo muy temprano para estudiar, y luego de eso empieza mi jornada, en mis pocos ratos libres reviso las paginas deportivas de Ecuador pero más que nada la pagina oficial de Emelec ahí me entero de lo que ocurre en realidad de mi equipo y también Azul y Plomo donde opino cuando en realidad tengo tiempo”.

Lo que más añora aparte de la comida es asistir los domingos a ver un partido de fútbol al Capwell o viajar seis horas para ver jugar a Emelec de visita, pero como se encuentra distante le toca escucharlo vía internet y cuando jugamos de local cruza la frontera a verlo por satélite en la casa de su hermano.

“Si juega Emelec en el Capwell tengo la suerte de verlo por TV, pero si juega de local no llega la señal del satélite, ahí es donde toca escucharlo por internet, cuando los partidos son entre semana me toca escucharlo en el trabajo, lo más difícil es cuando son clásicos es casi imposible oír los partidos porque se satura la señal”.

“En realidad es muy diferente escuchar un partido que verlo desde donde vivo, si toca escucharlo me siento con mi Paulina a oirlo, celebramos los goles y nos echamos unos cantos, cuando puedo verlo es mucho mejor, porque no tengo que imaginarme nada”.

La predicación del emelecismo empezó desde que lo invitaron a ver un partido del equipo local en Tijuana, asistió como si fuera a ver a Bombillo. Vistiendo la azul y plomo y pantalón corto saludo a los “cuates” y uno de ellos le pidió que se ponga la camiseta al revés, a lo que Marco le respondió, “estás loco, esta camiseta se la usa así en donde sea”, esa frase fue su carta de presentación, ahora la barra de Tijuana también usa camisetas de Emelec cuando van al fútbol, inclusive ya saben bastante historia comentó Marco.

“Es chistoso como es que me hago conocer de ellos, llegué un día con mi camiseta y me saludaron, un “bato” loco me dijo que me saque la camiseta o que me la vire y le dije que eso no podía ser, que la azul y plomo se la usa así siempre. Luego de eso todos me conoces como Émelec, pronuncian con acento la primera “e” y aunque ya les he corregido, algunos siguen llamando émelec al Emelec. Yo les he enseñado a cantar, les he dado videos, camisetas, les he enseñado la historia del equipo más grande del Ecuador”.

Paulina por su parte es su fiel compañera, se conocieron un día común en la escuela, ella con sus audifonos y el siempre con su camiseta de Emelec. A ella le llamó la atención el hecho de que siempre lo veia con ropa que tenía el escudo de Emelec, y ahí empezó su amistad y luego el amor.

“Pues me pareció de locos verlo a Marco siempre con esas camisetas, pensaba que era medio loquito o que de pronto andaba a punto de estarlo, pero luego de venir a ver un clásico el año pasado que ganamos en el estadio de los amarillos, pues me di cuenta que acá habían más locos como él. Ahora la locura la compartimos los dos, yo también me preocupo de lo que pasa con Emelec, si leo algo se lo comento y él me cuenta lo que le dicen sus amigos de acá”.

Marco siempre le cuenta a ella que el momento más lindo que recuerda haber vivido es el gol del bi-campeonato del 2002. “Sentí una paz interior el día que ganamos ese campeonato, ya me la debían desde el 96 y 98 y con esa chilena pagó todo lo que me debían”.

Sus vacaciones están por terminar y se van con la esperanza de ver al Club Sport Emelec coronarse como el nuevo monarca del fútbol ecuatoriano.

Christian Villacrés A.

Último Resultado

Ver Nota del Partido

Publicidad

Twitter

Tabla 2016 2da. etapa

# Equipo J Pts. Dif.
1 Barcelona 18 45 +24
2 EMELEC 18 40 +19
3 Liga de Quito 19 27 -4
4 U. Católica 19 26 -6
5 Mushuc Runa 19 25 -3
6 Independiente 18 24 +2

*DC pierde 1 punto por no presentar roles de pago