Gabriel Perrone, Director Técnico del Club Sport EmelecEl estratega del Club Sport Emelec, Gabriel Perrone, dialogó con el portal oficial en Internet del Ballet Azul (emelec.com.ec), y compartió sus vivencias y objetivos planteados de lo que va en este nuevo reto en su carrera.

Muy frontal para responder, pero amable al trato, Perrone quiere seguir obteniendo éxitos, en base a su trabajo para volver a brindar alegrías a un club y a una hinchada que quiere ver a Emelec una vez más bebiendo del cáliz de la victoria.

Y de poquito a poquito, paso a paso, la autoestima Azul vuelve a levantarse, nunca se perdió, pero malas campañas han hecho que esta se baje, algo que Perrone ha combatido ya que con resultados ha demostrado que Emelec nunca ha dejado de ser el club más querido del Ecuador.

El técnico argentino resumió que el éxito que vive Emelec en los actuales momentos se debe al trabajo serio que se realiza día a día y al grupo de personas buenas y comprometidas que junto a él aceptaron este reto.

Nacido en 15 de abril de 1965, con 44 años de edad, el estratega ha convertido una ilusión y objetivos en una realidad, que poco a poco se cristaliza con cada victoria y que acercan cada vez más a ese fin común que compartimos todos hinchas, jugadores cuerpo técnico y dirigentes de obtener el campeonato.

Sobre su vida personal es el feliz padre de tres hijos: Lautaro, Guadalupe y Alma, casado con Mariana de Perrone y confeso hincha de River Plate, club que lo formó.

Como entrenador, arrancó siendo asistente técnico Carlos Griguol y su carrera comenzó a crecer a raíz de su llegada al Olmedo de Riobamba, pasó al Deportivo Cuenca y en apenas tres años sus éxitos le permiten llegar al Emelec.

¿Cómo se siente en Guayaquil?

Bien, todo bien, lo nuestro depende mucho del trabajo entonces pasamos mucho tiempo ocupados en nuestro trabajo, pero todo bien.

¿Que significó para usted llegar al Emelec y cuales son sus metas en este Club?

Un paso importante desde que estoy en Ecuador, fui de menor a mayor en lo que es clubes y Emelec es un club grande. Los objetivos son los que nos propusimos en diciembre del año pasado, fui armando una plantilla, mejorando un equipo que no venia bien los últimos años y pudimos en los últimos seis meses conseguir cosas mucho mas rápidas que otros clubes que les cuesta mucho tiempo, entonces tenemos que tratar de seguir con los pies sobre la tierra y saber que la realidad de lo que yo aspiro para un club, todavía falta mucho.

¿Cómo se siente el apoyo de la hinchada en el Capwell?

El ambiente de fiesta depende, al principio cuando no nos fue bien era un ambiente feo porque sentía que sobre mí caían los fracasos de los últimos años pero bueno, sabia que mi trabajo era otro y de mi dependía revertir eso.

¿Del hincha emelecista que destaca?

Destaco que acompaña al equipo, alienta al equipo, se manifiesta cundo las cosas no están bien y en líneas generales es gente que apoya. Estoy seguro que a medida que la gente confíe y crea en nosotros va a revertir lo que manifiesta muchas veces en la cancha, que no se aguanta un empate, estoy seguro que cuando la gente se dé cuenta qué clase de entrenadores somos nosotros, que queremos para el club lo mejor estoy seguro que la gente va a cambiar completamente la forma de expresarse que tiene hoy en día en la cancha.

Iniciar el año con un equipo prácticamente nuevo de seguro fue muy complicado, lograr que desarrollara su juego en conjunto en poco tiempo. ¿Cómo ha evolucionado el grupo desde que arrancó su trabajo y cuál ha sido la clave para este dinámico crecimiento?

En poco tiempo logramos muchas cosas que quizás no son las cosas que uno piensa que pueden llegar a pasar. Pero bueno, nos todos tienen la posibilidad de armar un equipo solido y ahora tenemos que seguir trabajando para tratar de mejorar el equipo.

Usted ha logrado lo que nunca antes otro entrenador: conseguir la mayor cantidad de puntos al jugar de visitante, ¿Cómo se logra esta regularidad?

Se debe a lo mismo, al trabajo desde diciembre, con el armado del grupo, buscamos jugadores que venían de jugar de la altura. Por lo menos yo lo pensé bastante sobre qué jugadores debían traer, no era fácil, no era sencillo, pero trajimos lo que nos parecía y creíamos que era útil para el club y de a poco fuimos armando un grupo de buena gente, buenos jugadores.

Evidentemente ha logrado plasmar su trabajo técnico en este plantel que ha demostrado calidad, pero también se ve en la cancha una actitud ganadora, una mística que distingue hoy al Emelec. ¿Cómo describe este fenómeno y cómo se ha logrado?

Es el trabajo que venimos haciendo desde finales del año pasado, a nosotros nos gusta trabajar mucho, nos gusta que los jugadores tengan una mentalidad de trabajo y eso mentalidad de trabajo hace que uno se sienta ganador, se sienta protagonista y eso es lo que queremos seguir mejorando.

¿Cuál es el gesto hacia usted de parte de los jugadores que más recuerde?

Gestos muchos, son simples pero que no dejan de ser buenos y lindos para uno; con los jugadores tengo buena relación, sin regalarles nada porque siempre le hacemos entender que lo más importante de esto es el trabajo diario y siempre tiene que haber buena relación, llamadas de jugadores, hacer un gol y festejar con el entrenador; para nosotros es un gesto lindo.

La parte espiritual está presente en cada partido y en el corazón de todos los jugadores que demuestran una gran fe en Dios. Esta claro que el plantel se ha desarrollado bien deportivamente, la parte física y técnica, pero también se ve un gran desarrollo de la parte espiritual. ¿Cómo ve el profesor Perrone esta parte espiritual y cuanto ha sido importante para la unión y buen ambiente que se percibe en el grupo que con ayuda de Dios logró victorias en partidos cruciales como el jugado en Manta o en Barinas?

Yo creo que el grupo está fuerte a raíz de la creencia de alguien en particular, pero no solo por eso está fuerte el grupo, también porque es un grupo de buena gente, de buenas personas de jugadores de gran calidad, trabajadores y si todo eso lo podemos poner detrás de objetivos comunes, creo que estamos haciendo algo importante.

Dicen que la camiseta azul se pega, ¿siente cariño por este equipo?

Sí, sí me gusta, sobre toda la gente que va al estadio, que uno ve en la calles, hace de que uno se entusiasme mucho más con el equipo, con vivir todo lo que rodea al equipo y en definitiva uno lo hace por la familia y por la gente, porque no hay nada más lindo que ver a la gente contenta y feliz.

Un mensaje para la hinchada

El mensaje es el mismo, vamos a hacer lo mismo, trabajar con muchas ganas, mucha honestidad y tratando siempre de hacer lo mejor para el equipo.

Estas fueron las palabras de un entrenador digno de un equipo tan grande como el Emelec, que sabe que el trabajo es lo único que dará resultados y no promesas a voces, por eso siempre junto a sus dirigidos avanzan con humildad, pero con el espíritu de un gladiador.

Carlos Luis Duarte
emelec.com.ec

Último Resultado

Ver Nota del Partido

Publicidad

Twitter

Tabla 2016 2da. etapa

# Equipo J Pts. Dif.
1 Barcelona 18 45 +24
2 EMELEC 18 40 +19
3 Liga de Quito 19 27 -4
4 U. Católica 19 26 -6
5 Mushuc Runa 19 25 -3
6 Independiente 18 24 +2

*DC pierde 1 punto por no presentar roles de pago