Jorge Bolaños, un genio irrepetible

Jorge Bolaños Carrasco fue, simplemente, un fenómeno del fútbol. Lejos, el mejor futbolista ecuatoriano de todos los tiempos, junto a Alberto Spencer.

“El Pibe de Oro”, como le decían desde chico, llegó a los 13 años a Emelec; a los 14, debido a su talento y pundonor, ya estaba en reserva, en 1959 a los 15 años – rarísimo en fútbol ecuatoriano, habitual en los elegidos como él – debutó en primera.

Su habilidad para gambetear y llevar atada la pelota a sus pies, pronto lo hicieron famoso en Ecuador y América. Tanto, que para 1961 Emelec lo cedió a préstamo al River Plate de Argentina. Allá llegó por pedido de Don Renato Cesarini, que lo había visto en los partidos por las eliminatorias al mundial Chile 62.

Precísamente en 1962, tras jugar por un año y unos meses en las divisiones menores de River, volvió a Emelec para jugar la Copa Libertadores.

Allí se encontró con otros 4 genios, a los que recordó para la Revista “El Gráfico” en 1991, cuando tenía 47 años y era el propietario de un taller de cerrajería: “Balseca, Raffo, Raymondi, Ortega y yo éramos imparables”. Un periodista, no me acuerdo quien, nos bautizó como “Los 5 Reyes Magos”. Ese fue el mejor equipo que tuvo Emelec, y el creador fué Fernando Paternoster. Además de ganar, jugábamos lindo. Pá, pá, pá, tocábamos y nos metíamos con pelota y todo dentro del arco… Don Fernando no era un estratega, era un motivador. Yo hablaba mucho con él porque vivimos unos 3 años en el estadio. Compartíamos unos cuartos debajo de la tribuna del Capwell y él por las noches me decía: “Pibe, adentro de la cancha vos hacé lo que sientas. A mí no me interesa el número, lo único que me interesa es la habilidad”.

Habílidad que le sobraba y que ya había llegado a oídos de los grandes clubes del viejo continente. En 1963, Bolaños estuvo a punto de fichar por el Milan de Italia, pero lo pedían a prueba, y un talentoso de su clase no estaba para eso.

En 1969 le dijo adiós a Emelec. Y con su partida terminó la época del mítico Ballet Azul.

Bolaños defendió también a la selección ecuatoriana y estuvo a punto de clasificar al mundial de Inglaterra 66′.

Cuentan que un día, un directivo del club le preguntó a Fernando Paternoster qué jugadores le hacían falta para elevar aún más el nivel de juego del equipo, y el técnico le contestó: “Denme 11 Bolaños y destrozo al Inter de Helenio Herrera”.

Así de grande era Bolaños. En 1996, Dios lo quiso en la selección del cielo. Falleció cuando tenía 52 años, a causa de una colitis amebiana. Segúramente, desde arriba sigue alentando a su Emelec del alma.

Último Resultado

Ver Nota del Partido

Publicidad

Twitter

Tabla 2016 2da. etapa

# Equipo J Pts. Dif.
1 Barcelona 18 45 +24
2 EMELEC 18 40 +19
3 Liga de Quito 19 27 -4
4 U. Católica 19 26 -6
5 Mushuc Runa 19 25 -3
6 Independiente 18 24 +2

*DC pierde 1 punto por no presentar roles de pago